Envío estándar GRATIS en compras de $1200 mxn ó más!

Posiciones en el voleibol

 

El voleibol de sala es un deporte donde el trabajo en equipo es importantísimo y determinante para lograr el éxito en una competencia.

En la actualidad el voleibol de sala se juega con 6 ó 7 jugadores activos durante el partido, esto varía si el equipo en cuestión juega con líbero o no. 

Cada jugador/a cumple con determinadas funciones en la cancha que corresponden a ciertas habilidades requeridas para cada posición, conocer las responsabilidades y objetivos de cada posición, te permitirá disfrutar más de este bello deporte.

En la cancha un equipo de voleibol de sala está integrado por 2 receptores-atacantes, 2 bloqueadores-centrales, 1 acomodador, 1 rematador opuesto y 1 líbero. 

A continuación te describimos las 5 posiciones en el voleibol de sala y sus funciones principales.



FOTO: Samantha Bricio, receptora atacante de la selección nacional de México

  1. Receptor- Atacante: también conocido como “banda” o “esquina” son jugadores con grandes aptitudes de ataque y defensa, tanto en la recepción como en el bloqueo.

Funciones:

  • Recepción del servicio
  • Ataque
  • Servicio 
  • Bloqueo 
  • Defensa 

FOTO: Lucas  Saatkamp, bloqueador central de la selección nacional de Brasil. 

  1. Bloqueador central: Son jugadores especializados en la defensa en la red, sin embargo también son una excelente opción ofensiva que generalmente ataca con jugadas muy rápidas.  

El bloqueador central es la posición encargada de contener el ataque del oponente y de atraer el bloqueo del rival, lo anterior con la intención de propiciar oportunidades de ataque sin bloqueo para su equipo, dándole de esta manera ventaja a sus compañeros al momento de buscar sumar puntos en los partidos.

Funciones:

  • Bloqueo
  • Ataque
  • Servicio
  • Atraer al bloqueo adversario

FOTO: Micah Christenson, Acomodador de la selección nacional de EEUU

  1. Acomodador: su función principal es dirigir la ofensiva del equipo, es el encargado de dar el segundo golpe y colocar el balón lo más cómodo posible para que los atacantes puedan conectar y lograr un punto. 

El acomodador o colocador también coordina a los demás jugadores para crear jugadas de atracción comúnmente conocidas como “fintas”, dichas jugadas pretenden atraer el bloqueo del oponente y dejar a sus compañeros libres para el ataque. 

Funciones: 

  • Segundo golpe 
  • Armado de jugadas
  • Bloqueo
  • Defensa en cancha
  • Servicio

FOTO: Tijana Boscovic, rematadora opuesta de la selección nacional de Serbia

  1. Rematador opuesto: esta posición es uno de los principales ejes de ataque de los equipos de voleibol internacional. El objetivo principal es conseguir tantos para su escuadra siendo delantero o zaguero y su nombre deriva de ser el jugador opuesto al acomodador.

Como no participa en la recepción del servicio, cuenta con mayor tiempo para preparar su ataque.

Funciones:

  • Ataque
  • Bloqueo
  • Servicio
  • Defensa en cancha

FOTO: Brenda Castillo, Líbero de la selección nacional de  República Dominicana 

  1. Líbero: Es el jugador que porta uniforme de diferente color, esta posición es un especialista en defensa, entra a la cancha en sustitución de un jugador en rotación 1, 6 o 5, reemplazando generalmente al bloqueador central después de que este termine su turno al servicio. 

Su principal objetivo cuando el equipo contrario tiene el servicio, es asegurar que el primer contacto con el balón sea apropiado para que el acomodador pueda realizar jugadas y facilitar el ataque. Cuando el balón se encuentra del otro lado de la cancha se enfoca en defender los ataques del rival, para crear la posibilidad de un contraataque.

Funciones:

  • Recepción de servicio
  • Defensa en cancha
  • Segundo acomodo
  • Coordinar la defensa del equipo

Como ves, todas las posiciones desarrollan funciones importantes y pero es solo el trabajo en equipo lo que permite tener logros importantes. 

Y tú, ¿en cuál posición juegas?

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados